martes, 3 de mayo de 2011

PCU ZOMBIES 1

La muerte llegó…la premisa de la destrucción inició como un relámpago que cubrió todo el cielo, y poco a poco los vivos se volvieron seres sin alma, guiados por un hambre voraz devorando todo ser a su paso…esté no es el mundo de estudiantes PCU…este es el mundo de…

¡¡¡PCU ZOMBIES!!!

Capitulo 1
Hambre

Erase un día cualquiera, donde el cielo se mostraba virgen de nubes y rodeado de silencio armonioso…el primer día del fin del mundo.
Nuestra historia comienza en una preparatoria, llena de maestros y maestras, de alumnos y alumnas, deambulando de un lado a otro, para algunos un templo del saber, para otros solo obligación…y para otros solo una pérdida de tiempo.
Pero hoy, el grupo cuatrocientos once de la preparatoria particular de Cuautitlán (PCU) tenía otras preocupaciones, todos estaban en clase de Biología realizando un importante experimento:

―Luego de anestesiar al conejo, sacaran sus órganos, y en sus anotaciones los clasificaran como se pide  ―dijo la maestra, un alumno alzó la mano―. ¿Si, Donaldo?
―Hoy desayuné tacos de conejo ―dijo el moreno.
―… ¿de conejo? ―preguntó Ana, a quien apodan como “la china”
―Es que no había de perro ―respondió Donaldo.
―Si cierto, a mi me consta ―dijo Marco.
―¿Y eso qué? ―preguntó Carla, prima de Marco, con su típico tono.
―Pues es que imagínate diseccionar un conejo sabiendo que tienes uno adentro ―dijo Max―. Te pone a hacer consciencia…
―¡Ya vas a empezar de ridículo! ―dijo Brandon, cerca de él.
―¡Ridícula Aline! ―respondió Max refiriéndose a la novia de Brandon.
―Ahhh, ya no me hables…
―Bueno…
―Pero pásamelo ―dijo Brandon refiriéndose al trabajo.
―¡Oh que la fregada! ―dijo Max al final.
―¡Hiii! Amigo Marco, dijo que Selene se vaya a la fregada ―dijo Brandon señalando a Max.
―Horita va ver el cabrón ―dijo Marco.
―Recuerden tener cuidado, traten con respeto el cadáver del animal ―volvió a decir la maestra.
―Ya me está empezando a doler el estomago ―dijo Donaldo poniéndose pálido.
―Pues ahí tienes el bote de basura ―dijo Max.
―O ahí esta Denise ―dijo Marco―. Que más da ¿no?
―O en Selene, ¿a quién le va a importar? ―volvió a decir Max refiriéndose a la novia de Marco.
―¡Si! ―dijo Marco―. ¿A quién le va… ¡hijo de tu chingada madre! ―rectificó golpeando a Max en el hombro.

Todos los equipos de alumnos y alumnas se concentraron, según, en sus respectivos animales, comenzando el experimento…
Sin notar que afuera, extrañas nubes negras empezaron a surcar los cielos cubriendo poco a poco al sol hasta desaparecerlo, solo unos pocos miraron al cielo, apurando el paso con el pensamiento de que se avecinaba una gran tormenta…pero en realidad aquellas nubes eran un presagio…un presagio de horror.
La clase de Biología continuaba al igual que la disección, algunos haciendo el trabajo sucio mientras que otro anotaban rápidamente queriendo terminar lo antes posible:

―Aquí está el corazón ―decía Brandon mientras sacaba el órgano vital del conejo.
―Entonces este es el pulmón ―dijo Donaldo sacando otro órgano.
―¿Y el hígado? ―preguntó Vero.
―No sé, todos se ven igual de feos ―dijo Daniela.
―¡Max! ¡Chiquito bebe! ―gritó Michel al otro lado del laboratorio.
―Y hablando de cosas feas ―dijo Max lo suficientemente alto para que Michel oyera.
―¡Ahhh! Grosero ―le dijo Brenda.
―Es el precio de ser guapo ―dijo Max confiado.
―Si Max, ya cállate ―le dijo Marco.
―Selene se calla.
―Amigo Marco, ¿oíste? ―le preguntó Brandon.
―Déjalo, al rato me las va a pagar.
―Tranquilo ―le dijo Max de forma picara―. Que Selene ya cobró…
―¡Hiii! Jesús, María y José, ya firmaste tu sentencia de muerte.
―Oigan, ¿qué pusieron en la pregunta cuatro? ―preguntó Vero.
―El hígado y el corazón ―le dijo Max.
―¡Asshhh Verito! Gente en nuestro país… ―le dijo Brandon.
―¿Qué? ―preguntó Vero cruzándose de brazos.
―Vero, no me grites, a tu alcoba.
―Pero…aquí no hay alcoba.
―¡Construye una y metete ahí! ―le dijo Brandon al final.

El experimento llegó a su fin, los alumnos salían poco a poco del laboratorio quitándose su bata, todos divididos en sus correspondientes grupos de amigos, conversando despreocupados, cuando de la nada un relámpago purpura rugió por los cielos haciendo que los estudiantes se detuvieran por el bestial sonido, pero continuaron luego de un momento con el pensamiento de que solo se trataba de una tormenta…o eso creían.
Cerca de la PCU, un relámpago purpura cayó de los cielos chocando contra la tierra formando un cráter, y de entre los escombros emergió un ser extraño aparentemente femenino. Miró los alrededores fijándose en la preparatoria a lo lejos, empezando a dirigirse allí a paso rápido.
El interior de la escuela se encontraba en calma, el silencio y la quietud a cada esquina hacían parecer este día, como uno típico y normal, tanto que parecía aburrido por lo que los conserjes dejaron sus labores para charlar un poco y perder el tiempo, si…un día como cualquier otro, exceptuando la aparición de una misteriosa fémina que sin ser vista entró al colegio tranquilamente, caminando con lentitud hasta adentrarse al edificio de estudio, donde todos los alumnos tomaban sus últimas clases.
La misteriosa chica se detuvo, dirigiendo su mirada en un pausado movimiento hacia el fondo del corredor, empezó a caminar con rapidez como si fuera guiada por algo, hasta meterse en el baño de hombres. Caminó hasta uno de los cubículos y lentamente golpeó la puerta un par de veces:

―Está ocupado ―dijo él chico, pero en respuesta la chica volvió a golpetear la puerta―. ¡Que está ocupado!

Nada, ni un susurro emitió la joven, solo se detuvo un momento para luego volver a golpear, esta vez con un poco más de fuerza y brusquedad:

―¿Quién es? ¿qué quiere? ―preguntó el chico, pero la joven, una vez más, golpeó la puerta―. ¡Lárgate!

Los golpes de la nada se detuvieron, el chico respiro de alivio formando un leve momento de silencio, para luego voltear y agacharse viendo que quien quiera que haya golpeado la puerta se había ido. En cuanto volteó, una deforme garra atravesó el cuello del muchacho con mera facilidad, y lo último que llegó a mirar antes de dejar esta vida, fue el espeluznante rostro de su asesina…de cabeza.
---
Se escuchaban pasos por los vacios corredores de la escuela. Max, un joven alumno de cuarto semestre con diecisiete años caminaba dirigiéndose al baño de hombres. Al terminar su asunto se empezó a lavar las manos, pero de pronto se detuvo al escuchar un extraño sonido proveniente de un cubículo a su espalda.
Cerró la llave del lavabo volteando hacia los cubículos, se agachó esperando que uno de ellos estuviera ocupado, grande fue su sorpresa al ver en el del centro no solo un par de pies, sino dos pares de pies, notando que un par de ellos, a simple vista se sabía que eran de una chica, Max sonrió incrédulo:

Hormonas ―pensó divertido creyendo que aquellos se estaban dando…un beso ¡ah verdad! ¿qué pensaron?

Pero su sonrisa se borró al ver un brazo partido y ensangrentado caer al suelo, y como era recogido por una mano con garras. Max se quedó helado:

―¿Qué carajo…? ―murmuró el chico.

Un extraño silencio rodeó el lugar, Max miró con miedo como ambos pares de piernas se quedaron quietos, pero más grande fue su miedo al oír como la puerta del cubículo se abrió de golpe y la misteriosa chica mostró su aspecto. Su piel era muy pálida de un tono blanquecino, su cabello era oscuro y alocado, los dedos de sus manos terminaban en garras, vestía una sucia y rasgada playera gris con manchas secas de sangre, un poco ajustada denotando un poco mejor su feminidad, y unos pantalones en iguales condiciones. Su rostro tenía leves cortadas en el área de la frente, mejillas y algunas más en su cuello, dentro de su boca yacían dientes afilados, y sus ojos eran blancos en su totalidad, pero Max sentía como le atravesaba con su mirada
El joven solo pudo observar por unos segundos su expresión feroz sin vida, antes de que la temible fémina se abalanzara contra Max, y sin importar cuánto luchó por quitársela de encima, clavó sus mortales fauces en su cuello arrancándole un fuerte grito de dolor de su mismísima alma, aquel ser mordisqueaba ferozmente haciéndole sentir a Max una nueva y horrible experiencia de dolor, sus ojos reflejando solamente miedo se llenaron de lagrimas al pensar que su vida terminaría ahí mismo, poco a poco aquella mortal fémina arrancaba la piel de su cuello liberando la sangre que se derramaba atrozmente manchando las ropas de ambos.
Luego de arrancarle parte de su cuello, Max a pesar de ser presa del terror y del pánico encontró fuerzas para apartarla, y teniendo el camino libre, corrió tratando de huir. Pero al salir del baño, no había dado ni tres pasos cuando un inmenso dolor, aun mas grande que el ya sentido, recorrió todo su cuerpo paralizando cada musculo del mismo, haciendo que cayera de rodillas. Podía sentir claramente como su sangre hervía quemando el interior de su cuerpo, no era capaz de emitir grito alguno por la falta de aire que empezó a sufrir, pensando que la muerte pronto llegaría a por él, trató de cerrar sus ojos, pero le era imposible, el dolor era abominable.
La agonía que lo abrazaba creció al sentir como sus uñas eran desgarradas rápidamente, al emerger en medio de estas, otras afiladas y negras que ocupaban su lugar, una punzada de agudo tormento llegó a su boca sintiendo como sus dientes se afilaban con brusquedad, la garganta se le secó hasta el punto que empezaba a arderle, y el corazón dejó de latir. El color y vida en sus ojos eran consumidos por una vacía blancura perdiendo todo brillo de humanidad en ellos.
Una chica cuya intención era ir al baño, notó a Max de rodillas mirando al suelo totalmente quieto, ella por curiosidad se acercó, pero al ver su espantosa herida en el cuello, ella abrumada por tal descubrimiento, corrió en su ayuda:

―¡Oye! ¿qué te sucedió? ―le preguntó la alumna preocupada, pero Max no se movió―. ¡Oigan! ¡Alguien que me ayude! ―gritó la niña por el pasillo pero nadie respondió, volvió a ver al chico―. ¡Vente, vamos! ¡Tenemos que ver esa herida! ¿puedes levantarte? ―silencio―. ¿Puedes oírme?
―Hambre… ―susurró Max.
―¿Qué? ¿qué dijiste?
―Tengo… ¡HAMBRE!

Se abalanzó sobre la chica mordiendo con furia su cuello, haciendo que la sangre saliera disparada mientras arrancaba una gran parte que empezó a devorar, la chica cayó de rodillas empezando a desangrarse, intentó gritar pero tal dolor la dejó petrificada, Max se lanzó de lleno contra ella y bruscamente le arrancó la cabeza empezando a comérsela.
La chica caníbal salió tranquilamente del baño atraída por el aroma de la carne aun fresca del cadáver, con rapidez se lanzó al cuerpo para descuartizarlo y comer, Max al terminar con la cabeza de la chica se unió a la merienda de los restos.
Al terminar con este bocado, los caníbales se miraron un momento entre sí, ella se acercó a él tomándolo delicadamente de las mejillas, Max se quedó completamente quieto e inseguro ante tal gesto, siendo que no era lo que esperaba de un ser con tal aspecto, luego de unos momentos la fémina devoradora sonrió con ternura:

―¿Dónde hay más? Aun tengo hambre ―le preguntó, sorprendiendo a Max por lo suave de su voz.
―Arriba… ―contestó Max apenas, luego se separó de la chica―. Sígueme…

Sin decir más, él empezó a subir las escaleras siendo seguido por la necrótica chica, pero Max ya no era Max, había dejado de serlo, ahora era un zombie… ¡Un PCU zombie!

miércoles, 27 de abril de 2011

Ya próximo

Al escucharse el frio rugir de un relámpago la muerte se izó, se vio la libertad apagandose la sed del vacio…pero la voraz hambre llegó

Este no es el mundo de estudiantes PCU…

Este es el mundo de…


martes, 26 de abril de 2011

¡¡¡Personajes favoritos!!!

"Personajes que han sido una inspiración para mi en el mundo de la ficción"

Ashley J. Williams (Army of Darkness/Ejército de las tinieblas)

Antihéroe y elegido que vive combatiendo las fuerzas oscuras y entidades demoniacas conocidas como deadites provenientes del libro de los muertos; necronomicon ex mortis.


Bardock (Dragon Ball Z)

Valiente guerrero Saiyajin poseedor de un asombroso poder oculto, el único quien se enfrentó cara a cara contra Freezer para tratar de salvar el planeta Vegeta.


Akira Fudo (Devilman)

Chico poseído por Amon, considerado un dios entre los demonios cuya fuerza sanguinaria es legendaria y solo el corazón noble del joven pudo controlar la maldad del demonio en su interior, dándose la misión de proteger a la raza humana.


Pilar (Combo niños)

La chica inocente y rara del grupo combo niños que protegen la ciudad de Novanizza del ataque de los divinos


Jason Voorhees (Frida the 13th/Viernes 13)

Ser que volvió de entre los muertos transformado en una imparable maquina de mayar que habita el campamento lago cristal con la única pasión de matar a todo ser que se interponga en su camino.


Lady Devimon (Digimon)

La hermosa y siniestra demonio digital poseedora de increibles poderes y una atractiva crueldad.


Bombón (PPG, PPGZ y PPGD)

La líder del grupo de las chicas súper poderosas que protegen la ciudad de Saltadilla


Rika Nonaka (Digimon Tamers)

Fría, orgullosa e indiferente muchacha proclamada "reina de los digimons" por ser la actual campeona del juego de digicartas y fuerte contrincante en la batalla contra otros enemigos al lado de su inseparable compañera Renamon.



Blackwargreymon (Digimon Adventure 02)

Poderoso antihéroe digital creado con millones de datos negativos cuya fuerza hace temer hasta los más diabólicos oponentes.


Zatch Bell (Zatch Bell)

El poderoso mamodo del trueno dueño de un asombroso poder cuya determinación lo lleva a un paso más cerca de cumplir su sueño: terminar las batallas entre mamodos para siempre.



Iris (Ruby Gloom)

Niña ciclope del grupo de amigos de Ruby Gloom, ella se distingue por realizar piruetas extremas y alocadas que pongan en peligro su vida y le causen la excitación que tanto desea.


Doctor Heinz Doofenshmirtz (Phineas y Ferb)

Científico loco, dueño de la asociación “Doofenshmirtz malvados y asociados” (y único miembro) con deseos de conquistar toda el área limítrofe.

Doctor Maligno (Austin Powers)

El inteligente y MUY extraño villano, archí enemigo y hermano del espía Austin Powers.


Jack Spicer (Duelo Shaolin/Xioalin Showdown)

Chico excéntrico y antisocial autoproclamado joven genio del mal con el único afán de gobernar el mundo.


Gru (Mi villano favorito/Despicable Me)

El villano número uno en todo el mundo, luchando día a día por la dominación mundial y estar a tiempo para ir por sus hijas a la escuela.


Megamente (Megamente “la pelicula”)

Inteligente, habilidoso…y azul, una combinación que crea al antes villano y ahora héroe de Metrocity


Blackfire/Komand’r (Jóvenes titanes/Teen Titans)

La Tamaraniana más fuerte de toda la raza Tamaran, una supervillana astuta y sobre todo… ¡muy hermosa!


Jun Fudo (Devilman Lady)

Mujer modelo, portadora de un virus evolucionado en ella que le permite adquirir a voluntad la apariencia de una fémina demoniaca, mortal…y atractiva


Violator (Spawn)

El más fuerte de los hermanos Flébicos, más sanguinario, cruel, demente y diabólico de lo que incluso un propio demonio considera necesario, de ahí su nombre, el cual que lleva con orgullo


Al Simmons/HellSpawn (Spawn)

En vida un cruel asesino, en muerte un demonio con poderes infinitos, con recuerdos dolorosos de un amor perdido...y un camino lleno de sangre.

lunes, 25 de abril de 2011

Te quiero

En una noche solitaria, yo Max revisando mi Messenger encontré un nombre...y con todo lo que me ha pasado, aunque fuera estupido, decidí decirle unas palabras

Sé lo que vas a decir, ¿cómo me atrevo a hablarte? Ah mandarte un mensaje después de tanto tiempo, después de lo que ha pasado entre nosotros, no sé si tu ya lo abras olvidado, o si ya tienes a alguien especial en tu vida, sí si me alegra, pero me he sentido...no sé...no sé porque de pronto te recordé, me llegó así de la nada, y luego de pensarlo recordé todo lo que habíamos vivido, por muy poco, confuso o doloroso que haya sido, y simplemente me sentí con ganas de escribirte esto, quizás digas...que tonto, y si, reconozco que podría ser algo tonto o sin sentido...

Antes que nada quiero que sepas que aún conservo aquel corazón que me dejaste aquella tarde, cuando creí que finalmente nos veríamos, cosas como estas no deberían tirarse nunca.

Cuando me dijiste en aquel mensaje que si quería ser tu novio, no sabía cómo sentirme, ¿cómo podría saberlo? Cosas como esas no se deben tomar a la ligera aunque se muestren tan sencillamente...

Tenía miedo...era muy inmaduro en aquello del amor, se lo que significa el amar y querer, entablar una dulce relación, sé cómo es...sin embargo, ¿hubiera sido capaz? ¿hubiera podido hacerlo? No...porque me sentía inseguro, no sabía si en realidad me querías, o si yo en realidad te quería, y esas dudas surgieron de mi con el simple hecho de que no comprendo el amor...

Pasó el tiempo...y no nos volvimos a hablar...

Fue cuando me pregunté... ¿de eso se trata? Que el amor es tan solo algo pasajero, y cuando se va vuelve a aparecer y se repite la misma historia... ¿solo es eso? ¿siendo un sentimiento tan bonito no debería ser algo más? No mal entiendas...no te estoy culpando ni nada, por si te da a entender eso esta parte, me culpo a mi mismo por haber sido un cobarde...

¿Recuerdas aquella chica que me te dije era mi novia?, pues...tampoco se cumplió, ella no me quería como creía, por eso decidí hablarte un par de veces, pero igual me di cuenta de que estaba siendo egoísta, como siempre lo he sido, era un egoísta porque siempre buscaba novia por la simple necesidad de tener una, pero igual creía en el cariño y en el afecto, y cuando mi amor y mi egoísmo chocaban, surgían mis dudas, y por eso me quedaba solo

Quizás digas...que tonto...y si, reconozco que podría ser algo tonto y sin sentido...pero sincero

Solo me resta decir...que te quiero...y que aquella tarde de sábado en la que te vi asomada por la ventana de la casa de tu tía...en aquel momento...hiciste que simplemente me alegrara...perdóname si al final yo no te hice sentir lo mismo

No espero que me respondas, quizás si, quizás no, la decisión es tuya, y solo tuya, porque he aprendido que el amar...es amar...sin recibir nada a cambio

Te quiero Rebeca

"Max"

¿Quién mató a Fifí?

Esta es una pequeña obra de teatro escrita por un amigo mio llamado...¡Francisco Navarrete!Tambien conocido como... ¡Obdulio Coacoyunga! Y es para mi un honor tener una obra suya en este blog...disfrutenla


¿QUIÉN MATÓ A FIFÌ?
Por  Obdulio Coacoyunga.
O sea, Francisco

En la pared de una cárcel.
VOZ (OFF): ¡Avancen!
Los presuntos criminales avanzan hasta quedar acomodados en el centro.
Entran dos policías.
COMANDANTE CEBOLLA: ¡Vaya, vaya, vaya! Pero mira quienes nos engalanan con su presencia Sigismundo… ¡Donalú y Tatianito!
TENIENTE SIGISMUNDO: ¿Otra vez ustedes?
TATIANO: (Desafiante) Sí, otra vez nosotros.
TENIENTE SIGISMUNDO: No, no, no, no, no, no te me alebrestes mi Tatianito.
TATIANO: Pero es que en serio ahora no fui yo. De verdad.
CDTE. CEBOLLA: Pues precisamente para eso estamos aquí, para averiguar quién fue el hijo de la china Hilaria mató a Fifí.
TTE. SIGISMUNDO: ¿Fifí?
CDTE. CEBOLLA: Sí… Fifí.
TTE. SIGISMUNDO: ¿Mataron a Fifí?
CDTE. CEBOLLA: Sí… ¡Mataron a Fifí!
Los dos policías lloran desconsolados por la muerte de Fifí. Transición.
TTE. SIGISMUNDO: (Hacia Donalú) ¿Fuiste tú? Sí, sí fuiste tú ¿Qué le hiciste a Fifí?
DONALÚ: Pero yo ni sé quién es Fifí.
TTE. SIGISMUNDO: No te hagas. Sí fuiste tú.
CDTE. CEBOLLA: Ya, ya, ya, ya estuvo bueno. Ahora sí vamos a empezar con las preguntas… y si se resisten… (Ambos policías) ¡Un tehuacanazo!
Los policías ríen.
CDTE. CEBOLLA: ¡Doña Maru! ¿ Sí compró el Tehuacán que le pedí?
DOÑA MARU (OFF): ¡No! Sólo encontré jarrito de tamarindo y tutti fruti.
CDTE. CEBOLLA: ¡Ay Doña Maru! Ya le dijimos que ni los jarritos ni las yolis nos sirven… Es que el Tehuacán es el Tehuacán. Si no, no se llamarían tehuacanazos.
TTE. SIGISMUNDO: Sí tehuacanazos es intimidador… o se imagina si dijéramos: “¡Contesta! Si no, te damos un jarritazo”.
CDTE. CEBOLLA: Ay el tehuacán… (Transición) (Hacia Tatiano) ¿Qué estabas haciendo el 29 de agosto como a eso de las 1900?
TATIANO: Pus ya ni me acuerdo…
TTE. SIGISMUNDO: ¡Doña Maru, el jarrito!
TATIANO: ¡Oooh! Pérense. Pus ese fue el dia que corte con la Donalú.
DONALÚ: ¿Ya ves cómo sí te sigo importando? Si hasta te acuerdas del día en que tronamos.
TATIANO: Pus cómo no me voy a acordar si hasta me pusistes morado el ojo ¡Quesque porque había mirado a la Silvia! ¡Y yo ni conozco a la pinche Silvia!
DONALÚ: ¡Mirada lasciva tarado! No mirar a la Silvia.
TTE. SIGISMUNDO: ¿Con que andabas de coscolino eh?
TATIANO: Y ultimadamente ¿A’sté qué le importa?
TTE. SIGISMUNDO: Hasta el detalle más insignificante puede resultar crucial para la investigación.
DONALÚ: No pus ni el Tatiano ni yo pudimos haber sido… Ese día hasta me lo llevé de las greñas hasta mi casa para que mi mamá lo regañara.
TATIANO: Me fue como en feria.
CDTE. CEBOLLA: ¿Y si no fue ninguno de ustedes dos? Entonces ¿Quién fue?
JUANITA: Yo te lo juro que yo no fui, tú me tienes que creer a mí, yo te lo juro que yo no fui, tú tienes cara de pirulí… ¡Ay! Perdón eso no iba ¿verdad?
CDTE. CEBOLLA: ¿Cómo te llamas?
JUANITA: Raimunda Juana Manuela Filomena Teresita del niño Jesús Jovita Pérez Pérez. Pero si quiere me puede decir Juanita, o Manolita, o Jovita, o Tere, o Teresita, o… (La interrumpe el policía).
CDTE. CEBOLLA: Bueno y ¿Qué estabas haciendo ese día?
 JUANITA (AL BORDE DE LAS LÁGRIMAS): Pues la vedad es que ese día sí estuve con Fifí.
DONALÚ: Bueno, y ¿Quién es Fifí?
TTE. SIGISMUNDO: Pus Fifí era la perrita del comandante Cebolla.
CDTE. CEBOLLA: Sigue hablando Jovita ¿Qué demonios pasó después?
JUANITA: No se enoje, porque acuérdese que el que se enoja pierde… Pues iba caminando por la calle y vi salir a Fifí de su edificio y la vi así como achicopalada y le compré una paletita de caramelo macizo, de esas que tienen forma de manita y que adivinan el futuro. Y la de Fifí decía: “Emprenderás un nuevo viaje”, Fifí como que no quería de la paletita pero yo se la metí en su hociquito pero no creí que fuera a atorársele, pero se le atoró… y se ahogó la pobre Fifí. Y resultó que la paletita tenía razón sólo que el viaje fue al más allá.
FIN.

Para mi...

Mi reflejo, mi amigo…

Siempre has estado junto a mí, más que cualquiera.
Recuerdo aquellos días en los que no te conocía, guiado por un camino lleno de sombras de sonrisas vacías y risas huecas, sintiéndome seguro al estar rodeado de ellas, me sentía protegido, cautivado por los colores que me ofrecían y atraído por las alegrías falsas que me hacían vivir día a día, sonriendo en medio de una inmensa oscuridad…sin poder ver mi rostro.
Fue cuando un día tú apareciste abrazando mi corazón con furia, y sentí por mi mismo lo que era el verdadero dolor. Yo te aparte de mi lado y te negué para alejarte, dejándome solo en medio de una oscuridad, dándome cuenta de que lagrimas salían de mis ojos y mi pecho sangraba, yo sufría…y tú me hiciste verlo.
Al no saber a dónde ir y caer derrotado, aparecías…pero yo me alejaba, aun te tenía miedo, no quería sentir aquel dolor que me provocabas, por eso huía, sin embargo tu nunca me seguiste, solo me mirabas con una sonrisa mientras me iba…hasta que nos volvíamos a encontrar, y me tendías tu mano…y aunque me dolía estar cerca de ti, siempre me ayudabas a levantarme y seguir.
Sin importar lo diferentes que somos, siempre te mantuviste a mi lado, yo era dudoso, distraído, y holgazán, la ira y el odio se apoderaban de mi hasta volverme egoísta, solitario, todos esos sentimientos negativos crecían en mi hasta que dejaba de importarme mi vida y la de los demás…
Pero tú…eres distinto; humilde, leal, amigable, divertido y simpático, con una sonrisa que denota sinceridad cuando quieres ayudar a alguien, seguro de ti mismo cuando me impulsabas a seguir adelante, y sobre todo con una alegría que me hacia sonreír de verdad…y que me hizo sonreír por primera vez.
El tiempo paso, y el dolor disminuía hasta que pude abrazarte sin miedo…y así sigo hasta el día de hoy, riendo alegre al saber quien eras y eres, solo debo decirte; pienso que eres bello, nunca cambies, y quiero que sepas…que te amo. Ahora al mirar a un espejo, no solo me veo a mi, veo a mi yo real, mi ser verdadero

…te veo a ti…mi amigo.